FIQ / Noticias

Investigadores de FIQ trabajan sobre el desarrollo de un producto eficaz contra COVID-19 y Dengue

Se trata de una iniciativa del Grupo de Valorización de Descartes Agroindustriales, que cuenta con el apoyo del Gobierno de la Provincia de Misiones y de la empresa Me Fitocosmética de la ciudad de Posadas.

La Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral (FIQ-UNL), a través del Grupo de Valorización de Descartes Agroindustriales (GVDA), viene trabajando en el desarrollo de un producto eficaz contra COVID-19 y Dengue. La iniciativa cuenta con el apoyo de la empresa Me Fitocosmética de la ciudad de Posadas y del Gobierno de la Provincia de Misiones.

Investigadores de FIQ y Conicet integran el proyecto, a través del cual se busca construir una planta de elaboración del producto, el cuál ha sido presentado de manera conjunta en la Convocatoria 2020 FONDEP, en la línea de Aportes No Reembolsables (ANR) denominada “Programa de Apoyo a Empresas, Emprendedores, Grupos Asociativos e Instituciones que realicen aportes en el área de equipamiento en insumos médicos y sanitarios y soluciones tecnológicas en el marco de la pandemia de COVID-19”, del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación.

Dengue y COVID-19 en Argentina

De acuerdo a la información proporcionada por el grupo de investigadores, liderados por el Dr. Juan Carlos Yori, docente-investigador de FIQ-UNL y Conicet, la epidemia de dengue en Argentina se inició en 2019, abarcando 16 provincias. En dicho año se registraron 3.220 casos confirmados y en lo que va del año 2020 hay 25.764 casos confirmados. Las provincias de Jujuy y Misiones registraron circulación de los serotipos 1 y 4, mientras que en el resto del país solo se identificó el serotipo 1. “La forma de combatir el virus es actuar sobre el portador, el mosquito Aedes Aegypti, lo cual se logra con el uso de sustancias repelentes. Existen diversas marcas comerciales de efectivos repelentes para mosquitos, la mayoría contienen Permetrina o DEET en diferentes porcentajes. Ambos son tóxicos por penetrar al torrente sanguíneo. El aceite de citronela, producto típico de la provincia de Misiones, es conocido como un repelente natural no tóxico. Cuando se transforma químicamente mediante hidrólisis en citriodiol, su acción repelente aumenta notablemente”, explicó el investigador.

Por otro lado, nuestro país, al igual que la mayoría de los países del mundo sufre de una pandemia causada por la circulación del virus COVID-19. El lavado de manos con agua y jabón junto a la utilización de mezclas de alcohol y agua (con una concentración de alcohol del 70%) como sanitizantes, han sido las herramientas aconsejadas por la Organización Mundial de la Salud para evitar el contagio del virus. De acuerdo al equipo de investigadores, “el aceite esencial de citronela es una mezcla de distintos compuestos químicos, principalmente aldehídos y alcoholes. Cuando el aceite se somete a una reacción de hidrólisis, el compuesto principal que es el citronelal se transforma en citriodiol, aumentando el contenido de alcoholes en la mezcla y su acción repelente de insectos y mosquitos. Si esta proporción de alcoholes se ajusta mediante el agregado de otros alcoholes y agua a una proporción 70/30, el producto obtenido es eficaz también para combatir el virus”.

¿Qué hay de nuevo en este producto?

El producto que se encuentran desarrollando los investigadores de FIQ y la empresa misionera de cosmética, cuenta con varias características innovadoras. Se trata de un producto que, al ser aplicado sobre piel y ropa, es repelente a insectos y mosquitos y además elimina el virus de COVID-19.

La fórmula, que fue elaborada por investigadores del GVDA, permite obtener un producto único en 3 aspectos fundamentales: materia prima, uso e inocuidad. “El primero porque es un producto 100% natural de base vegetal, la provisión de la materia prima se genera luego de 10 años de desarrollo del polo esenciero de la localidad de El Soberbio y alrededores en Misiones. El segundo, porque es el producto resultante es efectivo, tanto como repelente de insectos, especialmente el Aedes Aegypti como antiséptico para la prevención del Covid-19. Y el tercer aspecto, porque a diferencia de los productos existentes en el mercado de repelentes que en su mayoría son sintéticos, por provenir de una fuente natural, este producto no presenta ningún tipo de contraindicación tanto para adultos, niños y bebés”, explicaron los investigadores.

Acerca de los investigadores

El grupo que lidera este proyecto está conformado por: Dr. Juan Carlos Yori (Profesor Asociado FIQ-UNL, Investigador Principal de CONICET), Dr. Enrique José Mammarella (Profesor Adjunto FIQ-UNL, Investigador Independiente de CONICET), Dra. Débora Manuale (JTP FIQ-UNL, Investigador Adjunto de CONICET), ), Dr. Gerardo Torres (Profesor Adjunto FIQ-UNL), Dr. Pablo A. Torresi (Profesor Adjunto FIQ-UNL, Investigador Asistente de CONICET), Lic. José Saturnino Molli (Profesional Principal CONICET), Lic. Daniel Cardell (Profesional Principal de CONICET), Dr. Esteban Sánchez (Becario posdoctoral de ANPCyT), y Dr. Pablo Giordano (JTP FBCB-UNL, Investigador Asistente de CONICET).

 

Prensa FIQ | UNL

Última actualización: 31/08/2020 a las 18:04 hs.