La comunidad graduada es el claustro más numeroso, heterogéneo y diverso, son quienes desempeñan roles fundamentales en las organizaciones siendo determinantes para el entramado social, sobre todo en los procesos de generación, distribución y apropiación social de conocimiento. En este sentido, la relación con graduadas y graduados es clave para generar saberes y prácticas que resuelvan problemas concretos.
Considerando que las universidades más importantes del mundo se destacan por su excelente articulación con sus graduados; sumado al ADN reformista de nuestra Casa, se vuelve clave conformar una República Universitaria constituida por docentes, estudiantes, no docentes y comunidad graduada.
Crear, mantener y fortalecer estos vínculos de relacionamiento con esta comunidad es un trabajo sostenido y articulado desde FIQ junto con el Programa Graduados de la UNL, para generar acciones integrales que agreguen valor a nuestras graduadas y graduados.
A lo largo del año, se realizan acciones para detectar nuevas áreas de interés y/o de vacancia, así como generar propuestas de formación continua.
El propósito de todas estas acciones es que la comunidad graduada pueda seguir capacitándose, se vincule con el sistema de I+D+i y se genere mayor articulación con el territorio. A largo plazo, las metas buscadas son: la generación de mayor sentido de pertenencia a la institución formadora, brindar herramientas para desarrollar la innovación en sus organizaciones, propiciar la cultura emprendedora y generar redes entre graduadas y graduados de diferente formación y áreas de expertiz.

Más información